MAQUILLAJE BAKING

Baking, la técnica de maquillaje para esculpir e iluminar tu rostro

El maquillaje baking es la técnica que está de moda. Aunque no es nueva, ha adquirido mucha popularidad gracias a que es la favorita de muchas estrellas. Este método se inició para maquillar a actores de teatro o drag queens y consiste en “hornear” tu maquillaje con el calor de tu misma piel.

Proporciona una alta cobertura, aumenta la durabilidad del maquillaje, disminuye los poros y cubre las imperfecciones, en resumen, realza la esculpida de tu rostro dejando una piel de porcelana. Pero ojo, aunque deja la piel hermosa para una sesión de fotos, una grabación o una ocasión especial, no es una técnica para usar todos los días. Tampoco es recomendable para pieles maduras porque acentúa las líneas de expresión.

Aunque no es una técnica nueva, sí ha venido a revolucionar el mundo del maquillaje, pues realza zonas clave del rostro para iluminarlo y tapar imperfecciones, dejando la piel lisa y uniforme, pues consigue que el producto se funda con el calor de la piel.

¿Quieres saber cómo crearla? Sigue estos pasos

Primero maquíllate como normalmente lo haces, aplica tu base de alta cobertura y tu corrector en la zona de debajo de los ojos, sobre las cejas, en los pómulos y a los lados de la nariz para iluminar y conseguir un aspecto fresco.

La clave está en tener el polvo translúcido adecuado. Fit Me Loose Finishing Powder es un polvo translúcido matificante ideal para realizar esta técnica, pues su fórmula a base de minerales está diseñada para ayudar a controlar el brillo, suavizar la textura de la piel y sellar el maquillaje.

Aplica con la ayuda de una esponja, una gran cantidad de polvo en el área de las ojeras, debajo del ojo, dando toquecitos arrastrando el producto hasta arriba en diagonal, dando el efecto de triángulo invertido. Después aplica en la parte de en medio de la nariz. Debajo del pómulo, desde la oreja hasta la boca.

Dependiendo de tu rostro podrías aplicarlo en el centro de la frente y en la barbilla si quieres dar un efecto alargado.

Ahora deja actuar la capa de polvo de 10 a 20 minutos, dependiendo del tiempo que tengas, en este tiempo puedes seguir maquillando las partes de tu rostro que te hagan falta

Después de ese tiempo, con una brocha se retira el exceso, haciendo pequeños círculos se va difuminando, para que se fusione con la piel y se integren los polvos con el resto del look. Es importante que no quede exceso de producto para que se vea lo más natural.

Después retoca el bronceador, aplica un rubor e iluminador y para finalizar un fijador.

Con estos sencillos pasos verás cómo cambia por completo tu rostro y entenderás por qué hay más de una celebridad ha confesado ser adicta a esta técnica.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.